Ven a conocer nuestro pequeño paraíso, como nos gusta llamarlo, con una ruta de agroturismo diseñada para todos los públicos.
Recorridos llenos de sensaciones por una singular dehesa de montaña, en contacto con animales y plantas.

domingo, 28 de junio de 2009

Nuestra empresa de rutas (Cambio de vida III)

Seguimos con nuestra historia.

Para intentar captar más clientes nos dirigimos a los 2 alojamientos más importantes que existen en nuestra localidad, les presentamos nuestro proyecto y les pedimos que nos dejaran, los viernes y sábados por la tarde, hacer una presentación con diapositivas de nuestras rutas para sus clientes, así además de entretenerles un ratito, alguno que otro podría apuntarse a hacer alguna ruta al día siguiente.

En ambos alojamientos nos dejaron y, la verdad es que fue un punto de partida, ya que por fin conseguimos comenzar a captar clientes de una manera más frecuente. Tengo que decir que en el resto de alojamientos existentes también dejamos información, carteles, etc, pero por desgracia este pueblo nuestro es un poco "especialito" y los negocios más pequeños nos veían como una competencia en lugar de como un complemento para su negocio y que la gente se quedara más tiempo por aquí, así que en casi ninguno de ellos nos hicieron promoción. ¡¡¡Cómo han cambiado las cosas ahora !!!, todos se mueren de ganas de que alguien ofrezca actividades para sus clientes porque el turismo va muy de paso por aquí, pero ahora ya no pueden contar con nosotros (ya iréis viendo por qué).

En cuanto a nuestras rutas, intentábamos ofrecer mucha calidad y lo que pretendíamos y conseguimos, era abrir los sentidos de quienes nos acompañaban hacia lo que estaban observando y dejarse seducir por el entorno. La verdad es que no nos costaba conseguirlo, ya que, aparte de que el propio entorno ayudaba mucho, cuando a uno le gusta lo que hace, conoce su tierra y la ama tal y como es, el transmitir eso a los demás resulta muy fácil y no hay que esforzarse en ponerle entusiasmo porque sale sólo.

Lo que más nos gustaba era el contacto con gente diferente cada día, lo que hacía cada ruta distinta a la anterior y disfrutábamos de todas por igual, ya que además, cuando uno aprende a observar con detenimiento lo que pasa alrededor, todos los días surge o ves algo nuevo.

La variedad de rutas que ofrecíamos nos ayudó a tener grupos muy heterogéneos y a afianzar algunos durante algunos años seguidos (grupos de senderistas extranjeros, grupos para hacer rutas botánicas, micológicas, nocturnas, etc) e incluso conseguimos que algunos clientes de los de todos los días volvieran a los pocos meses e hicieran alguna otra ruta diferente con nosotros.

Pero no os engañéis, a pesar de conseguir más clientes e ir haciendo más rutas, aquello seguía sin dar para vivir una familia (por aquel entonces ya éramos tres), así que decidimos dar otro paso más y alquilar un local en la zona turística, abrir allí nuestra oficina y montar una pequeña tienda de naturaleza. La llamamos "La Tienda del Bosque".

Y todo esto paralelo a intentar tener nuestra pequeña ganadería extensiva de vacuno (ya os comentamos al principio que llegamos con 2 proyectos debajo del brazo y el otro era el de la ganadería, algo que era el sueño de toda la vida de mi compañero). Pues bien, comenzamos con 5 vaquitas y un toro que le compramos a mi suegro y no os podéis imaginar la ilusión con la que recibimos a nuestro primer ternero, ¡¡es para vivirlo!! y, en ese momento, vimos que comenzaba a cumplirse el segundo de nuestros sueños (el primero de todos fue ver nacer a nuestra propia hija unos meses antes y eso sí que es indescriptible).

2 comentarios:

Gamusino dijo...

Me tenéis en ascuas ;) un abrazo

Nosvamosaviviralcampo dijo...

Gracias por seguirnos Gamusino y nos alegramos de que te interese nuestra historia, no es que queramos tener en vilo a la gente, es que queremos contarlo tal y como ha sido y de momento no tenemos tiempo de ir mas deprisa. Ya nos iremos conociendo. Abrazos para tí también.