Ven a conocer nuestro pequeño paraíso, como nos gusta llamarlo, con una ruta de agroturismo diseñada para todos los públicos.
Recorridos llenos de sensaciones por una singular dehesa de montaña, en contacto con animales y plantas.

miércoles, 15 de julio de 2009

Cuando te roban el alma.

Perdonad que hoy no sigamos con nuestra historia después de unos días, pero es que hoy estamos muy indignados.

Hoy ha pasado algo que se supone que cuando vives en un pueblo pasa menos, aunque todos sabemos que, por desgracia, los malnacidos están por todas partes, puede que en las zonas rurales haya menos, pero los hay y, cuando pueden, actúan y, a veces, son quienes menos te esperas.

Hoy le han robado a un amigo nuestro. Un amigo de esos que te abren el alma nada más conocerte. Un amigo que confía en la gente sencillamente porque la gente le gusta. Un amigo con nuestras mismas inquietudes y sentimientos. Un amigo al que hoy, alguna de esa gente que le gusta, le ha traicionado.

Nuestro amigo tiene una casa rural y, en uno de los parajes más hermosos e increíbles de nuestra zona, posee una explotación de cría de cerdo ibérico. No es una explotación enorme, es una explotación, como todo por aquí, que supone un ingreso más para completar, con otras "cosillas" de por aquí y por allá, el sueldo de un año.

En esa explotación posee una pequeña nave donde guarda uno de sus más preciados tesoros: los productos de sus matanzas con los que deleita a los clientes de su casa y a los que agasaja de forma totalmente desinteresada cuando van a visitar su finca. Guarda también los de algunas gentes de la zona que saben del clima especial de ese lugar en concreto que lo convierte en un curadero natural sin igual. Pero sobre todo, en esa nave guarda el trabajo y la ilusión de toda la familia por intentar hacer las cosas bien hechas, guarda los ratos pasados con los amigos tomando una cerveza y hablando de nuestro pequeño mundo, guarda los momentos de soledad y los de amor en las noches oscuras, guarda sus sueños pasados, presentes y futuros........

Nunca le había pasado y creemos que pensaba que nunca le pasaría. Él es igual de confiado que de generoso, pero el resto de la gente no. Hoy entraron en su nave (probablemente con nocturnidad y alevosía y sabiendo que no estaba y, por desgracia, probablemente también, gente que nos cruzamos por la calle todos los días) y le robaron todo, todo lo material, pero sobre todo, y es lo que más nos duele, le robaron los sentimientos, le robaron el alma, le robaron su trabajo y el de su familia, le robaron su generosidad y su confianza, le agujerearon el corazón.

Sabemos que es fuerte y que se recuperará de lo material que hayan podido quitarle, que volverá a confiar en la gente, porque, gracias a Dios, hay más gente buena que mala. Pero también sabemos que la recuperación de lo sentimental será más lenta, tardará mucho en reaccionar, más en perdonar y seguro que nunca en olvidar.

Ánimo amigo y, ¡al toro por los cuernos!. Tú sabes que estamos aquí para lo que sea desinteresada e incondicionalmente. Utilízanos cuando quieras.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

pues ese amigo promete hacer lo posible por salir del pozo al que le han tirado,pero le va a costar.Ha cumplido hace pocos días 36 años y sabe que la vida va en serio,pero no tanto.Lo que le han quitado,que se lo coman...y que siente bien.Ahora no puede pensar mas alla de mañana.Se siente vacío,hundido.Sabe que se le pasará porque el tiempo lo cura todo,pero las sensaciones que esta viviendo,le han marcado para toda la vida.Como dice en su página web..."cuando un sueño se hace realidad, hay que vivirlo".Pero Sabe que hay mucha gente que quiere despertarle de esa pesadilla y eso le anima,se siente bien cuando la gente le llama para darle ánimos,para ofrecer lo que tienen porque es ahora cuando hace falta, es la otra cara de la vida,la bonita,por la que no voy a dejar que me roben el alma.GRACIAS.

Nosvamosaviviralcampo dijo...

Ese es el espíritu que nos gusta: después de que ta hagan caer ¡LEVANTARSE, LEVANTARSE Y SIEMPRE LEVANTARSE!, no hay nada más hermosoo que la vida no dejemos que unos imbéciles nos la amarguen.

Anónimo dijo...

Siete veces caído... ocho levantado, así versa un proverbio chino, fascinante cultura y llena de sabiduría y...¿no les vamos a hacer caso? pues claro que si. Caer y no levantarse es dar satisfacciones al que te pone la zancadilla, al que hace dar con tus huesos contra el asfalto o cualquier otra cosa que se asemeja a la dureza del mismo, y eso es lo que quieren realmente, hacer daño, y un daño no gratuito ni mucho menos. El robo en mi opinión (y no siendo católico... ni de ninguna otra religión) es el mayor "pecado", delito, falta, agravio, "jodedura", "cabronada", "hijoputada"... en fin, el robo implica no sólo lo material también te roban la seguridad, la confianza, el respeto, la ilusión. Pero no por ello te vengas abajo, todo lo contrario: cabeza alta, pecho erguido y moral hasta el infinito, te han robado lo que otros en su maldad, decadencia y falta de echarle huevos a la vida no han sido capaces de conseguir y tiran por el camino fácil, el camino de la mezquindad, el camino de lo ruín, un camino éste del que una vez que se coge no se regresa, es el camino de la desconfianza, sin amigos, y sobre todo es el camino del miedo. Si señor, el camino del miedo, del miedo a enfrentarse a la vida tal y como es, difícil, jodida, cuesta arriba... pero que mayor satisfacción para el ser humano que superar lo difícil, levantarse tras las zancadillas, llegar al final de las cuestas y prepararse para la siguiente que será otro reto. No les des esa satisfacción, no te vengas abajo, sigue con tu proyecto de vida y sonríele a la vida si la vida no te sonrie a ti.
¡Que se jodán!

Nosvamosaviviralcampo dijo...

Gracias por el comentario. Tienes toda la razón del mundo. A nuestro amigo le vendrá de perlas. Ahora todo ayuda. GRACIAS DE NUEVO.