Ven a conocer nuestro pequeño paraíso, como nos gusta llamarlo, con una ruta de agroturismo diseñada para todos los públicos.
Recorridos llenos de sensaciones por una singular dehesa de montaña, en contacto con animales y plantas.

lunes, 20 de julio de 2009

¡Por fin!: Nuestra pequeña explotación de porcino. (Cambio de vida VII).

Diréis que ya era hora de que siguiéramos con lo nuestro, pero hemos tenido una semana "complicadilla" de trabajo y cuando llegábamos a casa por las noches, que es cuando solemos aprovechar para estas cosas del blog, lo único que nos apetecía era descansar (como a casi todo el mundo) y acostarnos pronto. Hoy también estamos algo cansados pero hemos decidido seguir con lo nuestro al menos un ratito.

El otro día lo dejamos en un paréntesis, bueno, pues se puede decir que aún seguimos en ese paréntesis (y ya va para 4 años), intentando transformar nuestra explotación para aprovechar al máximo todos sus recursos. Como ya sabéis comenzamos con nuestra ganadería de vacuno, con los trabajos forestales y de cerramiento de la finca y con los trabajos necesarios y básicos de albañilería para acondicionar una antigua construcción en nave de cuarentena para ganado porcino. El siguiente paso fue la introducción de los cerdos en nuestra explotación

En principio tenemos una "explotación familiar"de cerdo ibérico de bellota en extensivo, entre otras cosas porque de una explotación familiar, al menos en nuestra Comunidad que muchos ya habréis averiguado que es Extremadura, se pasa a una "explotación industrial" para la que piden unos requisitos e instalaciones para nosotros inviables en estos momentos.

Y aquí nos encontramos con otra de esas trabas burocráticas incomprensibles para nosotros y que frenan como siempre el desarrollo o la supervivencia de las explotaciones más pequeñas. Me explico, una "explotación familiar" te permite tener únicamente 25 cerdos de cebo (para engorde y posterior venta) ó 5 cerdas de cría que después hagan parideras de, aproximadamente, esos 25 cerdos para la montanera. Es decir, que si tu finca permite cebar (siempre hablando de sistema extensivo y cebo con bellota) 40 cerdos, necesitas unos requisitos y unas instalaciones tan exigentes como si estuviésemos hablando de cerdos de cría industrial intensiva y tuvieras 2000 animales hacinados en una nave ¿alguien puede entenderlo?, nosotros desde luego no y esa diferencia de 25 a 40 o 50 cerdos, que puede parecer una tontería para quien no entienda mucho del tema, puede, sin embargo, sacar de bastantes apuros la economía familiar de una explotación pequeña. Esperemos que, más pronto que tarde, el famoso Desarrollo Rural ¿SOSTENIBLE?, se acuerde también de los más pequeños.

Quejas a parte (que nos imaginamos que como de costubre caerán en saco roto) y como con todo lo que hacemos, la ilusión de ver nuestros primeros cerdos en la finca no se puede contar con palabras. Eran preciosos, ibéricos puros y parecía que habían estado allí toda la vida. Enseguida cogimos cariño a Petra y Enriqueta a las que no olvidaremos nunca (es lo malo de coger cariño a animales que después tienes que vender para sacrificar porque esta forma de vida es así, luego cuesta desprenderse de ellos). Pues bien, nuestras dos amigas se hicieron querer porque en cuanto llegábamos a la finca y los llamábamos, eran las primeras en llegar para que las rascaras detrás de las orejas, aunque estuvieran en la otra punta. Y es que los animales se comportan contigo como tú te comportes con ellos: si les tratas bien, ellos te tratarán bien y respetarán.

A pesar de ser poquitos y, precisamente por eso, quisimos tener de lo bueno, lo mejor, así que nos hicimos de la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura y venían a hacernos las correspondientes inspecciones durante la montanera (para cerciorarse de que sólo comían bellota) y tenemos que decir que el primer año nos fue muy bien (estamos hablando del año 2007-2.008, por si alguien se ha perdido un poco de por dónde vamos ya desde que comenzamos en el año 2.000).

Y justo después vino lo de trabajar yo en algo relacionado con el turismo, lo de asistir a alguna que otra reunión de turismo con empresarios de la zona, lo de volver a tomar contacto con ese "mundillo" del que, sobre todo, echábamos mucho de menos la relación con gente diferente e interesante, lo de encontrarnos en alguna de esas reuniones con nuestros amigos ¿os acordáis? aquellos a los que ya mencionamos en uno de nuestros primeros artículos y que decíamos que en cierta medida influyeron en nuestras últimas decisiones ...bueno, en definitiva, que ya estábamos dándole vueltas a la cabeza a un comentario, de pasada y casi en broma, que nos hicieron estos amigos y que, para variar, no cayó en saco roto. Como ya os habréis imaginado, quedará para el siguiente artículo.

NOTA: Es para nuestro amigo de la Sierra de Tentudía que nos hizo un comentario en uno de nuestros primeros post y del que no tenémos contacto. Parece que las Ayudas de Desarrollo Rural saldrán a mediados de Septiembre, y parece que ya casi seguro, ¡ya era hora!.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la informacion sobre las ayudas, aunque no parezca sigo pendiente de vuestro blog y de vuestras historias. De donde sois exactamente, cuando pueda pasaré a saludaros y conoceros personalmente.
Gracias.

Nosvamosaviviralcampo dijo...

Hola. Puedes enviarnos un e-mail a nuestra dirección de correo caldereros@hotmail.es para tener tu correo, preferimos contactar, de momento, de forma particular. Gracias por seguirnos y cuando quieras puedes venir a vernos, estaremos encantados. Lo mejor de esto es la gente interesante que conoces.

Perséfone dijo...

No logro entender que os pongan tantas trabas cuando es obvio que estais llevando a cabo una labor importantísima; Y es que, directa o indirectamente, estais perpetuando una forma de vida que se halla en grave peligro de extinción.

Me encanta tu blog. De hecho siento una gran envidia al leer cada una de tus frases.

Tanto mi sueño como el de mi pareja es el de comenzar una vida nueva, lejos de la ciudad, en algún peublo pequeñito, rodeados de naturaleza y animales.

Lo cierto es que no sé si nos faltan medios o simplemente valor, pero si puedo decirte que leer este tipo de experiancias le animan a uno, al menos, a seguir soñando que es posible hacerlo realidad.

Te seguiré a menudo.

Un saludo.

Nosvamosaviviralcampo dijo...

Hola Perséfone. Gracias por tu comentario.
Bueno, en cuanto a lo de las trabas, la Administración es así de incomprensible, no lo hacen con mala intención, sólo aplican leyes que no han hecho los que viven aquí diariamente, ese es el único problema.
Desde luego que es una forma de vida en peligro de extinción, sobre todo en algunas zonas de España, conozco pueblos que en pocos años quedarán prácticamente abandonados y otros muchos que ya lo están. En Extremadura hemos tenido un poco más de suerte en este aspecto hasta ahora, pero nos da la sensación de que tarde o temprano también nos llegará el turno.
Ah!, lo último que pretendemos es dar envidia con nuestro blog. Todo lo contrario queremos que sirva para animar a la gente como dices al final y que no solo sueñe, sino que se atreva y de el paso o, al menos, que nuestra experiencia, real, le sirva a mucha gente para pensarlo y, no digo ya de referencia porque cada vida y cada experiencia es un mundo y no tiene por qué parecerse en nada a otra, pero sí para hacerse una idea, o ver diferentes caminos, o ver un poco como es la realidad en este mundo. Ójala más gente como nosotros nos contara sus cosas, creo que sería muy enriquecedor.
Si al final os decidís, no se de dónde sois, pero Extremadura es una tierra llena de posibilidades, no estraría mal convertirla en el último paraíso rural.